viernes, 10 de julio de 2009

Te leí.

(31/12/2007)

Yo no podría decir que “te vi juntabas margaritas del mantel” en realidad te leí, esa fue la primera vez que llamaste mi atención, esa manera particular que tienes de plasmar tu sentir en hojas que no son de papel, con tinta que no es tinta; debo confesar que me atrapó. De inmediato provocaste en mí una gran curiosidad y ganas de saber más sobre el dueño de esos textos, de esas opiniones, de esa soledad y ese dolor.

Nunca imaginé que llegara a gustarte de primera instancia como alguna vez comentaste, lo que sí supe desde el principio es que entre ambos había una conexión “buena vibra, buena estrella mi querido niño”. Eres un ser humano hermoso, hombre de mirada distante. Recuerdo muchas noches sentirme acompañada a la distancia en una especie de cita casual virtual por el mess… y ahora estas a mi lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada