viernes, 10 de julio de 2009

Una tarde entre las dos y las cuatro.

(12/04/2008)

Extraño tu risa coqueta,
ojos intensos y mirada distante;
recuerdo el recorrido de tus labios en cada parte de mi piel…
te extraño.
El olor de tu cabello,
tu cuerpo,
el sol a través de la ventana,
y el helado que compartimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada