viernes, 22 de mayo de 2009

09 de diciembre 2006.

Vida intensa,
caprichoso destino me vuelcas como la ola al navío.
Extraño desafío y por más que intento comprender sus designios,
no entiendo por qué tu corazón jamás será mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada