domingo, 31 de mayo de 2009

No hay más que decir.

(23/07/07)

Lo que vivimos tú y yo fue un sueño maravilloso, un idílico conjunto de momentos que no sé si de verdad podremos repetir y no por ese hecho, resignarme y no aferrarme, significa que te amo menos. Por el contrario corazón, cada día transcurrido percibo que te amo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada