domingo, 24 de mayo de 2009

21 abril 2009.

No más tristeza,
adiós al vacío en tu alma,
desecha todo aquello que te provocó dolor,
olvida los tragos amargos del pasado.
Ábreme tu corazón,
respira profundo, hoy no importa nada más… sólo tú, yo
y esta maravillosa luna que cual testigo involuntario
nos brinda su luz y su grandeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada