domingo, 24 de mayo de 2009

A ti.

(21/04/07)

El amor que me profesas es integro, completo e incondicional; te miro a los ojos y no puedo sostener la mirada pues si lo hago me quedo sin palabras, mi voz permanece atrapada como si no deseara salir para no romper el encanto del momento.
Eterno corazón, amante fugaz y al mismo tiempo de alma permanente, créeme cada día se vuelve más difícil permanecer sin tu ternura, tu pasión y tu entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada